jueves, 10 de noviembre de 2011

Tamborazo

En todo el territorio se dejan escuchar las alegres notas del tamborazo que para algunos investigadores es originario del municipio de Villanueva, arraigado principalmente en los municipios de Jerez, Villanueva y Zacatecas, donde ha adquirido estilos muy particulares.
En todas las ferias populares es común escucharlo. La dotación instrumental que identifica al tamborazo consiste en dos clarinetes (o saxofones), dos trompetas, dos trombones, una tarola y una tambora; de hecho también se le denomina tambora al conjunto musical.
Las canciones más tradicionales y populares que representan la cultura zacatecana son interpretadas por este conjunto, algunos sones y jarabes son originarios de las comunidades de los cañones de Juchipila y Tlaltenango, que en su gran mayoría se interpretan solo de manera instrumental, sólo algunos tamborazos antiguos conocen las letras de las melodías, las que describen todo tipo de acontecimientos costumbristas de la región e inclusive hacen referencia a las localidades de otros estados.
La conservación y divulgación de estos sones debe en gran medida a la actividad de los arrieros, llamados así a los charros zacatecanos, es decir, los vaqueros que arriaban ganado de pueblo en pueblo y de feria en feria.
El Tamborazo Zacatecano ha incluido en su repertorio todo tipo de melodías, algunas no necesariamente de origen nuestro, pero que en la actualidad, con el paso del tiempo y con la interpretación propia, se han incluido en el repertorio del folclórico bailable de Zacatecas.
Antiguamente, algunas melodías de los autores zacatecanos se interpretaban exclusivamente con la orquesta típica de cuerdas y que debido a la sensibilidad de los músicos de tambora y a las exigencias del público que asiste a las ferias, fiestas y festivales, ahora es más común escucharlas con tamborazo.
Existe un buen grupo de melodías con características costumbristas que enaltecen nuestra ciudad, gente, costumbres y tradiciones. Sus letras son poesías impregnadas de recuerdo, sentimiento y amor a la tierra propia. Estas al son de la tambora reviven imágenes pasadas del Zacatecas de nuestros mayores.
El Tamborazo Zacatecano también llamado alborotagueyes, ameniza todo tipo de eventos festivos. En los coleaderos al hacer sonar la tambora provoca en los toros el enfurecimiento; el sábado de gloria en Jerez deleita a propios y extraños, en fiestas pueblerinas acompaña a familias enteras en bodas, bautizos y aniversarios. Si estamos en la ciudad capital, retumban en plazas, calles y callejones son sus alegres notas. Las callejoneadas recorren nuestra ciudad dirigidas por el tamborazo, la burra aguamielera cargada de mezcal y los anfitriones repartiendo jarritos a los invitados; todos baliando no solo al ritmo animoso y alegre de los sones y jarabes típicos zacatecanos sino de todo tipo de melodías de moda adaptadas a la interpretación del tamborazo.
Hablar del tamborazo en Zacatecas, es hablar de alegría, baile y callejoneadas. Hablar del tamborazo zacatecano es hablar de fiesta zacatecana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada